Los vinos los podríamos definir como vinos de paraje. Son aquellos vinos en las que las condiciones se supeditan a un entorno específico y delimitado. En nuestro caso lo delimita nuestra Casa lo Alto, una colina en Venta del moro con condiciones edafológicas, históricas, y enológicas, particulares. En las que aplicaremos en el viñedo agriculturas para respetar el entorno y su biodiversidad y en la bodega la mínima intervención para que se representen las cualidades específicas que tiene el paraje. Aplicado estos principios, tan solo hay que dejar a estos suelos arcillosos ricos en hierro y caliza rodeado de almendros y bosques de pinos, que impriman el carácter a los vinos. De todas formas cuando los cates ya nos das tu opinión.

Menú