La floración es el momento del ciclo vegetativo de la vid en que se abren las flores. La floración se está produciendo a mitad del mes de junio en los viñedos de casa lo alto y es muy importante porque determina el volumen de la cosecha. Tanto el frío como la lluvia pueden alterar el proceso de la floración, que dura aproximadamente una semana. Después de la floración, es posible evaluar de manera estadística el número y el reparto de los racimos en las vides, saber si la naturaleza se ha mostrado demasiado generosa o si su repartición puede ser desfavorable para alcanzar una buena madurez. Los viticultores de forma aproximada acostumbran a contar 100 días desde la floración hasta la vendimia.

Menú